Las plantas generadoras de electricidad son instalaciones productoras de energía eléctrica.

En estas instalaciones hay un conjunto de máquinas motrices y aparatos que se utilizan para generar energía eléctrica.

Las principales centrales eléctricas son esencialmente instalaciones que emplean en determinada cantidad una fuente de energía primaria limitada en el planeta (carbón, combustible y gas). Su utilización causa un impacto importante en el medio ambiente de sus alrededores.

Hay diversos tipos de plantas generadoras de electricidad:

Hidroeléctricas
: la función de una central hidroeléctrica es utilizar la energía potencia del agua almacenada y convertirla, primero en energía mecánica y luego en eléctrica.

Termoeléctricas
: utilizan el calor que desprende la combustión de un combustible fósil para convertir el agua en vapor. Estas centrales pueden funcionar con gas natural, petróleo y carbón.

Centrales eólicas: aprovechan la fuerza del viento que mueve las hélices para producir electricidad en el generador, funciona por medio de máquinas capaces de girar con gran fuerza gracias a la acción de potencia del viento, se llaman autogeneradores o aeroturbinas.

Central nuclear:
la energía generada en el reactor sirve para convertir el agua en vapor, el cual acciona la turbina acoplada al generador.

La energía eléctrica producida se libera a la red después de elevar la tensión con los transformadores. 

Artículo creado con información de slideshare.net.