Las instalaciones eléctricas son los circuitos eléctricos que conforman conductores, equipos, máquinas y aparatos, los cuales establecen un sistema eléctrico que se utiliza para la generación, transformación y distribución final de la energía eléctrica para sus distintos usos.

Existen diversos tipos, los cuales son los siguientes:

Instalación de alta y media tensión:

Estas son instalaciones de gran potencia con grandes pérdidas de energía por el calentamiento de los conductores (efecto Joule). La diferencia de potencial máxima entre dos conductores es superior a 1000 voltios (1 KV). Se usa principalmente para grandes consumidores industriales.

Instalaciones de baja tensión:

Son instalaciones eléctricas más comunes, es decir las de uso doméstico y comercial. La diferencia de potencia máxima entre dos conductores es inferior a 1000 voltios (1 KV), pero tiene que ser superior a 24 voltios.

Instalaciones de muy baja tensión:

Son poco empleadas por la diferencia máxima de potencial entre dos conductores, ya que éste tiene ser inferior a 24 voltios. Con este tipo de instalación de electricidad no se pueden usar artefactos con gran potencia, ya que se quemaría el circuito.

Artículo realizado con información de mipodo.com y definición.xyz.